Ventajas de las clases Online

Entre las ventajas que tiene este sistema de dar las clases en tu casa en un espacio adecuado para tu práctica, cabe destacar las siguientes:

1. Seguridad.

  • Seguridad: en tanto a lo que al COVID, se refiere; el echo de no tener que ir a un establecimiento por el que pasan decenas de personas, reduce el riesgo de poder contraer este virus. Además en este punto queremos destacar la posibilidad de tener un aire más puro en torno a nosotr@s , durante la práctica, dado que casi tod@s disponemos de una ventana en nuestra habitación de práctica.

2. Higiene.

  • Higiene: el disponer de tu propio material para practicar en casa, supone un avance en la higiene de tu practica, dado que aunque hay centros que llevan esto de una manera estricta, también es cierto que a lo largo del día, pueden pasar varias personas por la misma esterilla, y que incluso en algunos casos, las esterillas no son libres de tóxicos, como los famosos ftalatos. Cabe también destacar la higiene en cuanto a los cinturones de yoga que hay veces que se lavan cada 6 meses, o la higiene de las mantas, tanto las de uso para adecuaciones como las de uso para la fase de relajación 7/o para meditar en la última fase de una clase de yoga clásico.

3. Instrucciones precisas.

  • Instrucciones precisas: el hecho de que un practicante procese correctamente sus movimientos a lo largo de una clase, tiene que ver más con las instrucciones precisas que pone en marcha el instructor o profesor, que el hecho de que este sirva como un maniquí al que imitar. Este sistema de clases online, por si mismo, se vuelve más exigente en este sentido, y el profesor debe de estar más preparado en cuanto a como y cuando ofrecer estas guías orales.

4. Intimidad.

  • Intimidad: aunque si bien es cierto que practicar en grupo, ofrece una inercia energética especialmente útil para el practicante nobel, también es cierto que, hay personas que debido a su forma de ser más introvertida, el hecho de que otr@s vean su practica les supone una «tensión». Por eso, en este sentido, y dado que solamente el profesor ve tu practica en una clase online, de alguna manera, la practica se vuelve más intima y por tanto más para un@ mism@.

5. No competencia.

  • No competencia: muchas veces en una clase presencial, intentando imitar al que tenemos al lado, nos extralimitamos y nos desconectamos de nuestro verdadero foco, que somos nosotr@s mism@s. Al no tener nadie en torno a nosotros, y al ejecutar cada parte de la clase atendiendo a nuestras propias necesidades de ese momento, nuestra práctica se vuelve más justa y adecuada, sobre todo si tenemos esa tendencia a competir con la persona de al lado o con otra de referencia.

6. Sin mascarilla.

  • No es necesaria la mascarilla: aunque en una clase suave, ya tod@s nos hemos acostumbrado a llevar la mascarilla puesta, sin que esto sea un inconveniente, aquell@s que han intentado realizar por ejemplo tres o cuatro secuencias completas de Surya Namaskar (Saludo al Sol), se encuentran con un aspecto negativo sobre la oxigenación, lo cual puede generar, en vez un aumento de la energía y la conciencia de la misma, una agitación excesiva de la respiración, y por tanto una perdida de enfoque.

7. Sin desplazamientos.

  • No desplazamientos: en cuanto a este punto, además de ahorrar tiempo en el desplazamiento, pudiendo tener todo dispuesto en nuestra casa, hay mucho casos en los adicionalmente ahorramos dinero en transporte. Esto de alguna manera, incide reduciendo el coste final de nuestras clases, dado que es un coste adicional que podemos no tener que realizar.

8. Continuidad.

  • Continuidad: en este sentido creemos que este formato de clases online, no sólo facilita la continuidad de tu práctica, sino que de alguna manera, potencia la asistencia física a un centro, en el verdadero sentido que siempre ha tenido, que es la mejora de algunas de asanas o prácticas concretas que conforman una sadhana (práctica yóguica). De tal manera que un@ mism@ se acostumbra a practicar en su casa, al principio de la mano de un guía, y con el tiempo sin necesidad de que nadie le guíe. Si acaso, como decíamos, deberá asistir porque le ayuda a mantener su ritmo y disciplina, o porque quiere avanzar de nivel, practicando secuencias de mayor intensidad y/o dificultad.

9. Económico y dinámico.

  • Más económico: porque no sólo ahorras en desplazamientos y en tiempo, sino que al poder practicar distintos tipos de yogas, o asistir a clases de diseño terapéutico y/o filosófico, ayurvédico e incluso astrofísico, podrás identificar que se adapta mejor a tu momento y necesidades. Además los precios de las clases en esta plataforma, son asequibles y llenos de promociones que te facilitarán animarte a probar y a instaurar una practica regular.
  • Más dinámico: porque te permite sin necesidad de suscribirte a ninguna cuota mensual, poder asistir a distintas clases, en distintos horarios y con distintos profesores.

Te deseamos una experiencia que promueva tu afán más profundo y elevado!!